El arte no es elitista

En tiempos antiguos, el acceso al arte estaba reservado solo a hombres y mujeres de una determinada clase social. Sin embargo, hoy en día, las exposiciones de arte son de fácil acceso, en mayor o menor escala, para todo aquel que esté interesado en consumirlo. Se habla de un halo de elitismo y lujo presentes en el arte, hipótesis que considero falsa.

Por un lado, según el artículo “Los 20 cuadros más caros del mundo” del sitio de Internet Cultura Inquieta, la famosa obra de arte de Peter Paul Rubens (1610) llamada “Masacre de los Inocentes” fue vendida a 19.76, 7 millones de dólares, en julio de 2002, en Londres. Esto significa para muchos de nosotros una inversión bastante considerable en cuando a consumo de arte.

sin-titulo-2
Créditos: “La Masacre de los Inocentes”, por Peter Paul Rubens

Sin embargo, hay otra alternativa de consumo para muchos de nosotros, amantes del arte. Sabemos que visitar una galería de arte en cualquier parte del mundo no cuesta nada, pues siempre están abiertas para todos, ya que ellas exponen las piezas para su venta (tú decides si compras o no). Todo lo contrario de los museos, que necesitan cobrar entradas para generar ingresos.

sin-titulo-3
Créditos: Imagen cortesía del Banco de la República (Museo Botero de Colombia)

Lo cierto es que los elitistas somos nosotros, no el arte. Eres tú quien manipula lo manipula, le da un determinado uso y juega con él como quiere. El consumo de esta disciplina tiene muchos matices, no solo se limita a la compra de un cuadro, sino que tenemos la opción de visitar una galería, un museo, una feria, leer sobre el tema en Internet o en algún libro de alguna biblioteca pública. La promoción del arte es, sin duda alguna, responsabilidad de las autoridades y organismos encargados, pero también se trata de tener un espíritu de búsqueda en cuanto a información de este tipo. Aventurarnos no cuesta nada, ¿qué esperas?

El siglo XX trajo consigo la apertura de ciertos mundos antes reservados solo a personas de una determinada clase social. Hoy por hoy, la cultura es accesible, en mayor o menor medida, a todas las personas y existe un gran abanico de opciones que el ciudadano puede elegir.

Autor Anónimo


Alberto Pérez Fernández-Cabero
Sígueme en:

Alberto Pérez Fernández-Cabero

Estudiante de Comunicaciones (ISIL) y de Administración y Negocios Internacionales (UPC). Proactivo, analítico, con iniciativa y gran capacidad de trabajo en equipo. Me gusta viajar.
Alberto Pérez Fernández-Cabero
Sígueme en:

Latest posts by Alberto Pérez Fernández-Cabero (see all)